X
Consejos

Exfoliante corporal: Cómo aplicarlo correctamente

Usar un exfoliante corporal es una de las prácticas más habituales a la hora de cuidar tu piel. Se trata de la mejor forma para eliminar las células muertas de nuestra piel de forma sencilla y eficaz. Para conseguir una correcta exfoliación, tan solo debes seguir unos sencillos pasos con los que tu piel lucirá radiante y mucho más joven.

Exfoliación corporal en 4 sencillos pasos

  1. Es importante que tu piel esté húmeda y limpia. Es por ello que uno de los mejores momentos para utilizar un exfoliante corporal es cuando te duchas.
  2. A continuación, aplica el exfoliante corporal sobre tu cuerpo mediante suaves masajes circulares. Hazlo con delicadeza para no dañar tu piel, no por presionar con más fuerza los resultados son mejores, al contrario.
  3. Asegúrate de que extiendes la crema exfoliante de forma uniforme por todo el cuerpo. Puedes insistir en las zonas más problemáticas como por ejemplo los codos.
  4. Una vez exfoliado el cuerpo, es necesario retirar el producto con abundante agua tibia para eliminar por completo las células muertas de nuestra piel. La sensación de bienestar y suavidad en tu piel es inmediata.

Como ves utilizar correctamente un exfoliante corporal es un proceso muy sencillo pero muy beneficioso para tu piel. Sin embargo, debes tener en cuenta una serie de consideraciones para uso.

Precauciones a la hora de usar un exfoliante corporal

  • No utilizar más de 1 o 2 veces por semana. Un uso excesivo puede provocar la eliminación de la grasa natural de tu piel.
  • No utilices un exfoliante corporal para el rostro. La piel en esta zona es más delicada y necesitas un exfoliante específico para la cara para no irritar el cutis del rostro.
  • Utiliza una crema hidratante corporal al salir de la ducha para mejorar los resultados y nutrir tu piel.