X
Consejos

Consecuencias del estrés en la piel

A través del rostro se reflejan muchas de nuestras dolencias. Una de ellas es el estrés. En cada persona se manifiesta de diferentes maneras, pero lo que está demostrado es que perjudica el aspecto de la piel.

Lo primero que debes hacer para evitar que el estrés perjudique tu piel es llevar una alimentación equilibrada, incluyendo frutas, verduras y proteínas. Trata de comer a horas específicas y beber suficiente agua. Si es posible practica deporte o camina 20 o 30 minutos al día.

Además de estas recomendaciones básicas, queremos mencionarte otras que son igual de importantes y que ayudarán a que tu piel luzca más sana:

  • Limpieza: quizás llegues muy cansada, pero una buena limpieza y eliminar el maquillaje es el primer paso para cuidar la piel.
  • Exfoliación: una forma de eliminar las células muertas de la piel es exfoliándola al menos una vez a la semana.
  • Hidratación: recuperar la hidratación de la piel es necesario para mantenerla en condiciones saludables y protegerla frente a la posibilidad agresiones externas.
  • Nutrición: duerme de 6 a 8 horas. Aprovecha las horas de sueño para regenerar la piel.
  • Cuidados específicos: Las mascarillas ayudan a mejorar el aspecto de la piel, ya sean para exfoliar y limpiar la piel, especialmente en las pieles grasas, como mascarillas hidratantes para la piel seca. También es un buen momento para relajarte 10 o 15 minutos mientras la mascarilla actúa.

Algunas veces problemas de estrés pueden estropear la apariencia de la piel para ello hay que procurar cambiar de rutina y adquirir hábitos saludables.